¿Por qué es mejor realizar tratamientos correctivos dentales en la niñez?

¿Por qué es mejor realizar tratamientos correctivos dentales en la niñez?

La salud bucodental es esencial en todas las etapas de la vida; siendo la niñez la etapa más importante para realizar tratamientos correctivos para problemas de alineación, mordida o malformaciones en los dientes, ya que se aprovecha el crecimiento y desarrollo para guiar mejor los tratamientos y así prevenir inconvenientes que se vuelven comunes en edades adultas (tratamientos invasivos, de larga duración y costosos).

En este artículo, te contamos las razones por las cuales se deben realizar tratamientos correctivos dentales durante la niñez y los beneficios que conlleva:

  1. Mayor facilidad de corrección:

Durante la niñez, los dientes y los huesos de la mandíbula están en constante crecimiento y desarrollo. Esto brinda una oportunidad única para corregir problemas dentales y de alineación cuando se detectan temprano. Aprovechar esta etapa de crecimiento permite a los especialistas trabajar con mayor facilidad y obtener resultados óptimos. Al intervenir en la niñez, se pueden evitar tratamientos más invasivos y costosos en la edad adulta.

  1. Mejor adaptabilidad a los tratamientos:

Los niños tienen una mayor flexibilidad y adaptabilidad en comparación con los adultos. Su mandíbula y sus dientes son más adaptables, lo que facilita la corrección de problemas de alineación y mordida. Además, los niños suelen adaptarse más rápidamente a los aparatos ortodónticos y a los cuidados necesarios durante el tratamiento. Esta capacidad de adaptación se reduce en la edad adulta, lo que puede dificultar el proceso y prolongar la duración del tratamiento.

  1. Prevención de problemas a largo plazo:

Los problemas dentales no tratados en la niñez tienen el potencial de empeorar con el tiempo y dar lugar a complicaciones más serias en la edad adulta. Por ejemplo, una mordida incorrecta puede causar desgaste excesivo de los dientes, problemas en la articulación temporomandibular, extracciones, dolor crónico, entre otros. Al abordar estos problemas en la niñez, se previenen posibles complicaciones y se promueve una salud bucodental óptima a lo largo de la vida.

  1. Influencia en el crecimiento facial:

Los problemas dentales pueden afectar el crecimiento facial. La malposición de los dientes y una mordida incorrecta pueden alterar el desarrollo de los huesos faciales, lo que puede tener un impacto negativo en la apariencia estética y en la función oral. Corregir estos problemas durante la niñez permite un crecimiento facial más favorable y una mejor armonía facial.

  1. Beneficios psicológicos y sociales:

Los problemas dentales pueden afectar la autoestima y la confianza de los niños. La corrección temprana de estos problemas no solo asegura una sonrisa saludable y funcional, sino que también promueve una mejor salud emocional. Los niños que tienen una sonrisa recta y saludable tienden a experimentar una mayor confianza en sí mismos y una mejor interacción social.

  1. Costo y ahorro a largo plazo:

Realizar tratamientos correctivos en la infancia puede resultar más económico en comparación con hacerlo en edades adultas. Al intervenir de manera temprana, se pueden evitar complicaciones futuras que requerirían tratamientos más complejos y costosos, como extracciones, cirugías ortognáticas o tratamientos de implantes dentales.

Mensaje del Equipo de Parque Dental:

Realizar tratamientos correctivos dentales en la niñez es clave para asegurar una salud bucodental óptima. Es fundamental educar a los padres y crear conciencia sobre la importancia de la salud bucodental en la niñez, brindando a los niños la oportunidad de tener una sonrisa sana, evitar complicaciones en edades adultas y crear hábitos positivos que perduren en el tiempo: Niños seguros, sanos y felices.

Volver