ODONTOLOGÍA DEL BEBE: Efectos del uso continuo del chupón

ODONTOLOGÍA DEL BEBE: Efectos del uso continuo del chupón

Actualmente el uso del chupón es cada vez más frecuente pues se ha convertido en una gran ayuda para los papás a la hora de generar calma artificial en el bebé, especialmente en momentos claves como la conciliación del sueño, luego de sufrir un pequeño accidente o cuando tenemos que esperar un poco hasta poder alimentar a un hambriento compañero. Sabemos lo útil que puede ser en determinados momentos, pero el exceso en su uso puede desarrollar efectos secundarios en la salud oral del infante. A continuación  información importante acerca del uso del chupón y sus efectos en la salud oral de los niños:

¿Qué efectos genera la persistencia del uso del chupón?

Con respecto a cualquiera de los chupones existentes en el mercado, clasificados ya sea por tamaños según la edad del niño, calidad o los denominados anatómicos es importante empezar mencionando que: “Si su uso es persistente, puede deformar paladar, dientes, lengua, ocasionar problemas de lenguaje e inconvenientes en el crecimiento de maxilares” . Si este hábito es continuo y perdura pasados los 2 años de edad del niño es muy probable que el riesgo se incremente con respecto a los efectos secundarios mencionados anteriormente, incluso estudios relacionan el uso continuo del chupón con el aparecimiento de lesiones cariosas. Es importante mencionar que corregir estas dificultades cuando el niño es más grande es más complicado, incluso se pueden originar mordidas abiertas y para su corrección se requiere  colocar aparatología.

 ¿Qué sucede si no se corrigen estos malos hábitos?

El proceso de corregir este hábito es algo complicado para los padres, requiere de tiempo y mucha paciencia. Muchos padres que han venido a Parque Dental preguntando por soluciones a estos hábitos que notoriamente tienen afectación en la mordida del niño, nos  han comentado que han aplicado ají o café en el chupón, pero se ha demostrado que no es la mejora de forma de conseguir el efecto deseado.

Si el hábito demora en corregirse o su uso es continuo, en pocos años el niño deberá usar aparatología para corregir malformaciones dentarias y esqueletales como mordidas abiertas y Clase II esqueletales, también debe considerarse que probablemente el niño deberá realizar terapias de lenguaje con especialistas.

 Recomendaciones para corregir este hábito

  • Reemplazo: Cuando tu bebé llore opta por otros métodos para calmarlo: Cantar una canción, leer un cuento, mostrarle un video. Adelántate al momento! reemplaza el chupón en los momentos que normalmente te los pediría, con las ideas mencionadas anteriormente.
  • Constancia: No le quites el chupón de golpe, es un proceso que toma tiempo. Utiliza como último recurso el chupón (prueba primero las iniciativas del punto anterior) Al principio será difícil pero el tiempo y la constancia serán los mejores compañeros del proceso.
  • Premio: Incentiva a tu niño cuando comienza adoptar otro hábito más saludable, prémialo con tus palabras y acciones.
  • Rutina: Realiza una rutina de ciertas actividades que remplazan al chupón, de esta manera el bebé se pueda acostumbrar.

Por otro lado, es muy común que los niños que han dejado el chupón pasan a sustituir este hábito por chuparse el dedo (Cuando el niño se chupa el dedo, ocasiona un efecto similar al del chupón: que la interposición del dedo sobre la parte anterior del paladar deforme el mismo) o jugar con su propia lengua, sin embargo, estas prácticas  también deben considerarse como malos hábitos y deberán ser corregidos conjuntamente con el apoyo y guía de tu odontopediatra.

Aparatología – Antes mejor

Si ya existen indicios de la afectación en el crecimiento maxilofacial o dentario, entonces la aplicación de aparatología será importante. La corrección temprana de este tipo de problemas evitará que el niño padezca más adelante tratamientos más largos y complejos:

  • En el consultorio cuando se presentan casos severos de uso de chupón, dedo y/o lengua se puede evidenciar deformidades en el crecimiento de los dientes del niño. Por esta razón, debido a que se trata de una persistencia, el hábito debe ser corregido usando un medio mecánico (aparatología) y así detener las alteraciones en el crecimiento dentario.
  • Este tipo de aparatologías suelen ser colocadas a partir de los 3 años, edad en la que el niño ya colabora.
  • La aparatología puede ser de tipo removible o fija de acuerdo a la colaboración del paciente, por lo general estos se basan en reposicionamiento de la lengua a través de trampas linguales y botones de nance que ayudan a mejorar la posición de la lengua que empieza a alterarse con la mordida abierta, también se pueden colocar trainers o myobrace.

¿Tienes preguntas? Escribenos a info@parquedental.com

“El enfoque de la odontología del bebé e infantil va ligada siempre a la prevención, incluso todo tratamiento rehabilitador en los niños tiene el sentido de minimizar sus inconvenientes en el futuro Dra. Glenda Arias

Escucha la entrevista de la Dra. Glenda Arias realizadas por #SomosFamilia en Publica FM acerca del uso del chupón - Escuha la Entrevista

 

Volver