Bebés: Beneficios de la masticación temprana

Bebés: Beneficios de la masticación temprana

A partir de los 6 meses de edad normalmente en los bebés inicia la introducción de alimentos como complemento a lactancia o leche materna, es muy importante seguir los pasos de tú pediatra para asegurarse que este cambio sea positivo, minimizando ciertos riesgos de alergias o posibles enfermedades que se derivan por la ingesta de alimentos no adecuados de acuerdo a la edad.

La lactancia prolongada, el biberón continuo, las papillas o alimentos blandos que se encuentran actualmente en el mercado, provocan que muchas veces nuestro bebe/niño maneje una dieta líquida continua, provocando un mal hábito alimenticio en nuestro pequeño, que a futuro va a acarrear consecuencias al no querer comer nada sólido y menos en entornos distintos  como guarderías y escuelas, lo que supone inconvenientes en la adaptación, problemas de gases o reflujos, problemas de aceptación de alimentos e incluso inconvenientes en el proceso de recambio dental (tema que más adelante lo explicaremos mejor)

Desde el punto de vista de la salud bucodental del bebé, la masticación temprana trae una serie de beneficios importantes en el desarrollo del infante durante sus primeros años de vida, dos de ellos son muy valiosos para el desarrollo de las piezas dentales:

  • Bienvenidos dientes: El ejercicio de masticación estimula las encías y facilita la salida de las primeras piezas dentales, fortalece sus músculos faciales y orales proporcionando mejores habilidades para la introducción de nuevos alimentos.
  • Prepara los dientes para alimentos duros: Si el bebé aprende a masticar temprano, tendrá mayores habilidades para poder desgarrar y digerir alimentos sólidos e incluso duros (carne, maíz, granos en general) a partir de que se complete la aparición de sus molares. Habilidad que las nuevas generaciones están perdiendo, ocasionando que en el proceso del recambio dental (5 o 6 años) las piezas dentales temporales no caigan solas por falta de crecimiento adecuado de los maxilares y necesiten ayuda del profesional del odontopediatra para hacerlo.

El bebé de 6 a los 12 meses se encuentra en una fase oral, el mundo descubre por su boca, por lo que existen muchas opciones interesantes para estimular la masticación temprana en las cuales podemos recomendar 4 opciones interesantes:

  • Objetos o “mordedores”: brindarle objetos esterilizados y fríos que pueda morder (esto alivia también las molestias que pueden ocasionar el brote de las primeras piezas dentales)
  • Dieta: La introducción de alimentos de acuerdo a la dieta dirigida por el pediatra (frutas, sopas, etc.)
  • Alimentos estimuladores - Babybites: Existe en el mercado alimentos como BabyBites un cereal saludable, que se diluye en la boquita del bebé (sin riesgo en la ingesta), pero al mismo tiempo estimula todas las acciones de masticación.
  • Constancia: Cualquier hábito positivo que se introduzca en el bebé requiere constancia: horarios, dedicación y tiempo. Pero una vez que la práctica se convierte en hábito, esto dura para toda su vida con resultados muy buenos.

¿Tienes alguna duda o recomendación? Escribenos a [email protected] 

Te recomendamos también:  ¿Cómo higienizar la boquita de nuestro bebé?

Odontología del Bebé

Equipo de Parque Dental

 

Volver